Realmente no tiene mucho sentido saber algo a ciencia cierta y con total y absoluta seguridad y no poder compartirlo. Ninguno. Y en realidad tener miedo a las alturas es como tener miedo a caer. Como abrazar a un cactus con cariño. Porque elegir compartir no significa renunciar a vivir o malvivir, es enriquecerte y experimentar. Es hacer más ligero el equipaje y más fácil el camino. Es querer elegirlo.

Realmente no tiene mucho sentido saber algo a ciencia cierta y con total y absoluta seguridad y no poder compartirlo. Ninguno. Y en realidad tener miedo a las alturas es como tener miedo a caer. Como abrazar a un cactus con cariño. Porque elegir compartir no significa renunciar a vivir o malvivir, es enriquecerte y experimentar. Es hacer más ligero el equipaje y más fácil el camino. Es querer elegirlo.